El transporte marítimo es uno de los más importantes en el mundo, y en comparación con las otras modalidades de transporte es el que mueve más mercancías a nivel mundial, en promedio un 80% se hace por esta vía utilizando buques multipropósitos y especializados para carga a granel.

A pesar de ser un transporte versátil y económico en los últimos años ha venido enfrentando grandes desafíos que están impactando la economía global de suministros.

Puede interesarle leer: El contenedor: tipos y características en el transporte internacional

Desde el año 2020 la pandemia causada por el SARS-CoV-19 cambió completamente la dinámica de la economía global, especialmente en las cadenas de suministros. China paró muchas fábricas para contener la propagación del virus en el mundo y de esta manera se interrumpió el abastecimiento de materias primas a nivel internacional, obligando de alguna manera a las líneas navieras a mantener un stop de contenedores vacíos sin poder llevarlos a los destinos principales de exportación. Adicional a este problema muchas navieras comenzaron a retirar buques y así reducir los impactos económicos que esto les traía.

Una vez China retoma nuevamente la actividad productiva el mundo se encuentra inmerso en la crisis de la pandemia. Con esta apertura del gigante asiático, generó una súbita solicitud de mercancía, equipos y de tránsito regulado que género y rebasó la capacidad de las líneas navieras. Lo que contribuyó a un incremento de costo en las rutas inbound chinas respecto al mundo y especialmente a Latinoamérica con un incremento de hasta el 100% del flete marítimo respecto al año 2020.

A continuación, se puede apreciar en la siguiente gráfica el incremento que han presentado los fletes marítimos desde marzo de 2020 hasta junio de 2021.

Las tarifas aún siguen en aumento y posiblemente terminemos el año con un incremento mayor.

Adicional a estos hechos, también se presentó este año en el mes de marzo el encallamiento de un barco en el Canal de Suez una vía marítima importante que acorta la ruta entre Asia y Europa igualmente es una alternativa para conectar el sureste asiático y el océano índico con Norteamérica. Por este canal se transportan alrededor del 12% de comercio marítimo y el 25% de los contenedores de mercancía. Pese a que el flujo marítimo se recuperó 10 días después a la liberación del canal, el efecto económico persiste.

El panorama no se ve muy alentador para la reactivación económica global, porque depende en gran medida de la eficiencia que se maneje de los flujos de las cadenas de suministro.

Puede interesarle leer: ¿Qué son las aduanas y cómo es su funcionamiento?

Algunos expertos recomiendan, para reducir costos de fletes marítimos y beneficiar las cadenas de abastecimiento especialmente en la industria Latinoamericana lo siguiente:

  • Buscar envíos compartidos.
  • Consolidar compras por volumen.
  • Medir el tiempo de abastecimiento de proveedores y anticipar la reservación de
  • Evaluar si se puede concretar pedidos y salidas antes de otoño para evitar sobrecostos.

Es importante mantenerse atento sobre actos y actores del comercio internacional para que tomes las mejores decisiones en las próximas compras, así como en la oferta exportadora que se vaya presentando.

En Cargo Plus nuestra experiencia en el manejo de importantes proyectos de importaciones, exportaciones y uso de diferentes regímenes aduaneros nos permite desarrollar soluciones con alto nivel de eficiencia en logística de comercio exterior, de acuerdo con las necesidades de su negocio.

Si desea asesoría contamos con un equipo profesional y especializado buscamos soluciones económicamente viables que respondan a sus necesidades, cumpliendo con la normatividad aduanera vigente.